Google+
Centro Nirvana. Acupuntura y Medicina Natural

Cancer – De Carmen Martín

ESTIMADO SR. PRESIDENTE

Me permito robarle un poco de su tiempo, si Ud. me lo permite, para ofrecerle mi visión acerca de un tema que podría ser de gran importancia en la lucha contra las enfermedades.

Por circunstancias de escasa relevanda, he sido y soy paciente del Dr. Han Dong Kyu, doctor en acupuntura y médico naturista procedente de Corea, afincado en España desde hace, al parecer, muchos años. No voy a hablar de mi caso ya que aún no está cerrado y carezco de la distanda necesaria para sacar conclusiones que pudieran ser de utilidad. Mi carta se debe a un asunto bastante más significativo.

A lo largo de los cuatro meses en los que he sido tratada por el Dr. Han he podido ver cómo una paciente que padecía cancer de mama ha sido curada por este doctor con una terapia de inyecciones y calor desarrollada por él y a lo largo de la cual dicha paciente me ha manifestado no haber sufrido efectos secundarios ni haberse visto impedida de realizar su vida cotidiana. El cancer le había sido diagnosticado por nuestros médicos en un hospital y del mismo modo la curación ha sido confirmada por los mismos médicos tras las pruebas diagnósticas pertinentes.

He tenido, asimismo, la oportunidad de hablar con numerosos pacientes a lo largo de estos meses quienes afirman que con la terapia de este doctor han experimentado mejoría e, incluso, han sido curados de distintas dolencias de carácter crónico para las cuales nuestra medicina no ofrece, por el momento, solución.

No es de extrañar que me viera impulsada a hablar con el Dr. Han y averiguar por qué su medicina no tenía una repercusión mayor en nuestra sociedad. De este modo averigüé que es deseo de este doctor que sus descubrimientos sean investigados a la luz de la cienda para crear una medicina en la que queden sintetizados los métodos y conocimientos de la medicina científica y los de la oriental al servicio de la curación de pacientes. Me manifestó, asimismo, que con este motivo se había dirigido en repetidas ocasiones tanto a las autondades civiles como sanitarias ofreciendo sus conocimientos y que sus ofrecimientos y razones habían sido repetidamente desatendidos.

No se trata para mí de algo entendible ni justificable y es por ello por lo que he creído oportuno escnbirle esta carta para poner en su conocimiento los hechos y la reflexión que me merecen.

Nuestra medicina es una medicina científica, y, si bien es cierto que la ciencia no acepta a priori ningún descubrimiento ni afirmación, no lo es menos que un rechazo a priori de un posible descubrimiento es algo que va, también, en contra de la esencia científica.

En su costoso avance, la ciencia ha aprovechado siempre cualquier tipo de indicio que permitiera abrir nuevos caminos a la investigación. ¿Acaso no se descubrió la penicilina por una casualidad bien aprovechada?

Por lo que se refiere al Dr. Han parece haber indicios de que ha descubierto terapias y sustancias capaces de curar toda una serie de dolencias para las que, de momento, no tenemos cura y entre las cuales se encuentra el cancer. No es científico ignorar este indicio. Lo que procede, según la lógica, es una investigación que confirme o descarte la validez terapéutica de esta medicina. En este sentido se da la feliz circunstancia de que el Dr. Han, movido por su deseo de curar, busca una colaboración con la medicina científica y por ello ofrece generosamente compartir sus conocimientos que son, según he sabido por él, el fruto de toda una vida de investigación. Asimismo aporta pruebas de sus curaciones. Esto facilita enormemente el camino a la ciencia.

Sr. Presidente, no hablo de tener fe en este doctor, ya que no creo que la fe tenga cabida en asuntos médicos. Sí hablo de lógica científica y, aunque yo no soy mujer de ciencia, alcanzo a vislumbrar que la lógica científica no permite que este asunto quede sin investigar.

Confiando en su buen criteno y disposición y agradeciendo de antemano su tiempo y atención, reciba un cordial saludo.

Carmen Martín Hernández

Nirvana Centro

Sentimos informar que debido a estar embarcados en nuevos proyectos, Centro Nirvana no podrá ofrecer tratamientos en España por algún tiempo.

Si desean contactarnos, pueden hacerlo por email.

Email: info@nirvanacentro.com

Localización en Mapa

Contactar

  1. (obligatorio)
  2. (e-mail válido obligatorio)
  3. (obligatorio)
  4. (obligatorio)
  5. Captcha